Necesidad de respetar las competencias de los representantes de los trabajadores